Blender 2.79, una bomba!

Grandes novedades con Blender 2.79

Blender 2.79, una bomba!

Las actualizaciones de software, generalmente incorporan mejoras de funcionamiento, errores de programación y nuevas funcionalidades. Blender 2.79 destaca sobre todo por grandes cambios y nuevas potencialidades, muchas de ellas esperadas con ansiedad por los usuarios. Felipe Galíndez hace un repaso de lo más destacado de la nueva versión.

Hace unas semanas salió la versión 2.79 de Blender, nuestro amado software multiuso 3D, y entre el desmadre que me generó la muerte de mi computadora (si chicos, las compus no son para siempre, quiero llorar) y una serie de proyectos grandes, no hice tiempo para presentarle un review en criollo de la genialidad que es esta última actualización. La estuve usando a pleno, incluso para proyectos del estudio, y les aseguro que este compilado, si bien con ciertas inestabilidades, es un progreso drástico para el Blender Institute.

¿Por dónde empezar?

Si ya son usuarios cotidianos del software, no van a notar cambios drásticos en la interfaz. Los elementos UI siguen siendo los mismos, pero los cambios son profundos. Vamos a repasar las nuevas funcionalidades, que hacen de esta versión una maravilla:

Denoiser

Una de las mayores molestias trabajando en 3D con lo que se llaman “ray tracing render engines” (motores de render que simulan virtualmente el trayecto de los rayos de luz, y sus respectivos rebotes y efectos sobre la geometría). Son una serie de puntos blancos que se generan en el render final, donde el computo de los rayos de luz simulados no termina de cerrar, dándonos como resultado pixeles muertos en nuestra composición. Estos puntos blancos se denominan comunmente fireflies. Esta nueva función que nos introducen, viene a solucionar este fastidioso defecto. Trabajando con un número de samples bajo (cantidad de veces que la computadora calcula el valor de cada pixel, refinando cada vez más el valor final), la posibilidad de que aparezcan fireflies es mayor. Al activar la función Denoiser, se suma un proceso más a la instancia de render, donde la computadora suaviza la imagen de forma sectorizada, tapando eventualmente estos puntos blancos. Si bien esto suele generar pérdida en la definición y detalle de la imagen final, aporta una gran ventaja a aquellos que no cuentan con grandes equipos de renderizado. Obviamente, este proceso es modificable, y cuenta con varios valores para ajustarlo a las necesidades del proyecto (sacar el ruido solamente en un tipo de texturas, que el suavizado se de en una radio de pixeles determinado, etc.). Mi recomendación es desarrollar cada composición 3D, considerando previamente si se va a utilizar esta función o no, en pos de desarrollar el trabajo de iluminación y texturizado acorde a ello.

Filmic Color Management

Esta función posiblemente pase desapercibida, pero soluciona una de las grandes falencias que venía arrastrando el programa: la profundidad de la luz. Simplificando: en el mundo real, cuando sumamos dos fuentes de luz equivalentes, nos da como resultado una fuente de luz con el doble de intensidad (1+1=2). La matemática es simple. Por lo tanto, en el mundo real, los valores de luz puede llegar (asumamos) desde 0* hasta el infinito*. El problema está cuando se quiere realizar esa traducción a la pantalla de nuestros monitores. Los monitores solo pueden emitir una cantidad delimitada de luz (dígase de 0* a 1*), por lo que los programas de producción 3D suelen limitar esos valores, y marcar como blanco absoluto todo aquel valor que supere 1*, limitado de esta manera las posibilidades creativas, y en teoría dando como resultado imágenes menos realistas, y en el caso de trabajar con valores reales de iluminación, en imágenes quemadas. Cambiando el manejo del color a fílmico, Blender lo que hace es seleccionar el punto más brillante de la escena, determinar ese valor como 1* (blanco absoluto), y trabajar todo lo demás de forma proporcional, dándonos como resultado un mayor rango dinámico. ¿Copado, no?

PBR Shader

Piensen en PIXAR. Piensen en cómo se ven esos personajes, lo genial y trabajadas que son las texturas que componen su piel, ropa, escenarios donde se desarrollan. Todas esas texturas se denominan PBR, e intentan emular de la manera más similar posible los materiales del mundo real. Esta primer aproximación fue desarrollada realmente por PIXAR, a partir del motor de render con el que ellos trabajan, denominado Renderman (súper originales…), determinando que en el mundo real, los materiales observados se modifican de acuerdo al ángulo de entrada de los rayos de luz al objeto, y el ángulo en el que recibe los rayos de luz que rebotan del objeto el ojo humano. A este valor se lo denomina Fresnel, y es la razón de una inmensidad de efectos ópticos (como por ejemplo, que una esfera reflectiva, pierda reflexión en sus extremos). Básicamente, este nuevo gran shader nodal (incluido en Cycles, uno de los motores integrados de Blender), lo que hace es definir dos grupos de materiales que componen el universo real, de acuerdo a como la luz interactúa con sus respectivas superficies: Los metálicos, y los dieléctricos (básicamente, todos los demás). De esta manera, alterando una serie de valores como la dureza, si posee cierto nivel de translucidez, o el ángulo en el que debería proyectarse la luz si se tratase de un material metálico, podemos alcanzar con relativa facilidad cualquier material de carácter generativo, tarea que antes demandaba grupos nodales extensos.

Shadow Catcher

Y para le gente de efectos especiales, esta ansiada función facilita la integración de elementos 3D en material filmográfico o fotografías. Básicamente podemos establecer que uno de los objetos de nuestra composición, por ejemplo un plano, solamente sirva para recibir sombras. De esta manera, si nosotros definimos que el fondo de la composición se trabaje en alpha (transparencia), podemos renderizar un objeto, con su respectiva sombra, en transparencias, facilitándonos la tarea posterior de montarlo sobre otro material, tarea que antes demandaba trabajar con varias capas de diferentes renders, una complicación.

Resumiendo

Estas son solo algunas de las nuevas funciones que nos presenta la nueva versión, además de mejoras en el rendimiento, tiempo de render para Cycles, integración de algunas placas de video nuevas a Cycles, y demás cosas técnicas que superan mis conocimientos de programación. En definitiva, si estas buscando empezar con Blender, este es un buen momento, siendo que hoy en día comienza a marcarle la agenda al resto de la competencia.

Página oficial de Blender

Felipe Galíndez
Diseñador en Comunicación Visual (FBA-UNLP), con orientación a medios digitales y animación. Generalista 3D, y usuario diario de BLENDER con fines profesionales desde el 2012, promoviendo el uso de esta herramienta de software libre en el mercado regional e internacional, desde el estudio creativo DRIPPIN', del cual forma parte.

Diseño y modelado 3D

Herramientas libres en la formación académica

Diseño y modelado 3D

En el mundo académico, la enseñanza de procesos de dibujo asistido ha mutado a la capacitación exclusiva de paquetes de software comercial. En esta tensión entre “academia y mercado”, el uso de software colaborativo cobra especial relevancia, más aún al tratarse de la universidad pública libre y gratuita. Las herramientas colaborativas podrían abrir las puertas hacia una formación independiente, donde los procesos sean el objetivo central del plan de estudios.

El diseño industrial se encuentra en todo lo que vemos y usamos, desde que nos levantamos y ponemos la pava hasta que nos acostamos a dormir mientras vemos nuestra serie favorita.

Cada uno de los objetos con los que interactuamos durante el día, son el resultado de decisiones tomadas por diseñadores. Partiendo de un problema o necesidad a resolver de uno o varios usuarios, para el hogar o el espacio público en que nos movemos, interactuamos y/o ejercitamos.

Una vez terminada la etapa proyectual en bocetos, el trabajo continua con el modelado de piezas, esto nos permite realizar impresiones 3D, maquetas de estudio y prototipado rápido. En el momento de elegir un software muchas son las cuestiones a tener en cuenta: la compatibilidad del programa con nuestro sistema operativo, las características de nuestra computadora, es el momento de “encontrar alternativas a los programas CAD tradicionales debido al elevado costo de sus licencias de uso, lejos del alcance para estudiantes, docentes e instituciones públicas como las Escuelas y Universidades que en nuestro país, Argentina, son gratuitas y de ingreso libre e irrestricto” (Morelli et al., 2015)

Durante nuestra formación académica al momento de diseñar las entregas, compuestas por modelados, renders, planos, paneles y memorias descriptivas, nos encontramos con el mundo del Software Privativo, donde cada empresa define su propia licencia, en la que se encuentran: limitación/prohibición de ciertos tipos de usos, limitación en el número de usuarios finales, expiración luego de cierto tiempo, prohibición de redistribuir, copiar o acceder al código fuente [1].

El costo de las licencias de los programas CAD es alta y puede resultar inaccesible para el alumnado; depende de las instituciones lograr algún convenio (que no siempre es factible) con cualquiera de las empresas propietarias del software para no caer en la ilegalidad. A la dificultad de las licencias se suma, el factor tiempo, refiriéndonos a las versiones disponibles, las herramientas y actualizaciones en cada una; puede suceder que un mismo software no abra archivos que hayan sido modelados con otro Service Pack.

En este contexto liderado por la era de las comunicaciones y modificación constante de la realidad y como nos relacionamos, los diseñadores industriales debemos mantenernos en carrera, en donde las licencias no pueden ser un problema a la hora de resolver las necesidades de los usuarios.

FreeCAD entra en escena a resolver las dificultades expuestas. Lanzada en 2002, es una aplicación de modelado paramétrico CAD/CAE de arquitectura modular, orientado a la ingeniería mecánica y al diseño de producto. Sus herramientas son similares a las de Catia, SolidWorks o Solid Edge, por lo tanto también pertenece a la categoría de MCAD, PLM, CAx y CAE. Cuenta con una completa interfaz gráfica de usuario basada en el entorno Qt, con un visualizador 3D basado en Open Inventor, que permite un rápido renderizado de escenas 3D y una representación gráfica de escenas muy accesible. Sus capacidades se basan en el kernel OpenCascade, un núcleo CAD de nivel profesional que cuenta con la manipulación de geometría 3D avanzada y objetos, que permite ademas realizar ensamblajes [2].

La versión 0.17 cuenta con Path workbench que permite generar instrucciones de código G desde un modelo de FreeCAD. El lenguaje de código G, es utilizado por máquinas CNC e impresoras 3D con el que es posible describir el movimiento y velocidad que debe realizar la herramienta de corte, en el caso de utilizar CNC, o para especificar el espesor de una nueva capa de impresión.

Continuando con los elementos necesarios en una entrega de diseño: es posible realizar ensamblajes, vistas explotadas y planos técnicos dentro de FreeCAD (es posible ultimar detalles en planos en Inkscape, también de código libre). Los renders por su parte, se realizan en Blender, con una calidad final a la altura de Keyshot y VRay.

Por ultimo, es preciso destacar que el código de FreeCAD es abierto, mediante una consola Python dentro del programa, es posible: crear nuevos objetos, modificar los objetos existentes, modificar la representación tridimensional de esos objetos, modificar la interfaz de FreeCAD con la posibilidad de crear un workbench completo. En el sitio web oficial, se pueden encontrar tutoriales de programación avanzados e introductores a lenguaje Python.

Lxs usuarixs conformamos una comunidad en la que intercambiamos información y un espacio virtual de learning how, que enriquece los procesos de diseño y atraviesa los limites virtuales de las licencias y las aulas.

Página oficial de FreeCAD

FreeCAD Wiki


(1) Morelli, R. D., & Morelli L. R. (2012). El Software Libre en la enseñanza de la Representación 1 Gráfica. IV Congreso Internacional de Expresión Gráfica en Ingeniería, Arquitectura y Carreras afines – Egrafia 2012. Gráfica del diseño. Tradición e Innovaciones (pp. 219-223).
(2) FreeCAD Wiki. (2015). Documentación Oficial y manuales en línea.

Florencia Sofia Tenorio
Nació en San Carlos de Bariloche. Diseñadora industrial, recibida en la UNLP en 2014. Actualmente, cursa el ultimo año de la Maestría en Políticas de Desarrollo en FaHCE. Luego de mas de una década de utilizar software privativo, optó por el uso de software libre con gran entusiasmo y dedicación al ver las posibilidades que ofrece y su potencial. Forma parte de equipos interdisciplinarios de diseño con los que desarrolla maquinaria apícola conjuntamente con el INTA, y una impresora braille social en conjunto con diseñadores industriales de la UBA y la Facultad de Informática de la UNLP.
Florencia Sofia Tenorio on Linkedin

Aprender Blender

Reflexiones en torno al uso de Software Libre

Aprender Blender

encuentro de los usuarios con el software libre, no es un camino lineal, ni mucho menos un dogma. Las razones son diversas y suceden de maneras inesperadas. En este artículo, el Diseñador Felipe Galíndez relata su acceso a las herramientas colaborativas a partir de su experiencia desde sus tempranas inquietudes de estudiante universitario.

Si, sé como te sentis. Ahi en segundo, tercer año, cuando todo el mundo te decía que la facultad era una cuestión de impulsos cíclicos, y les vas empezando a creer. Genial si no sos una de estas personas, pero para aquellos que empiezan a perder un poco el entusiasmo y el acelere propios que genera entrar a una carrera universitaria, se vuelve necesidad hacer algo más.

Para los diseñadores es diferente. Esa necesidad de hacer algo más, casi siempre viene de la mano de alguna habilidad o output creativo. Los diseñadores, eternos estudiantes, necesitan crear. Estás en segundo, tercero de la facultad, todo triste porque sentís que no aprendés nada, y que todo te sale igual. Pero también sentís que tenés que aprender más.

A todos nos surgen las mismas preguntas. ¿Que carajo aprendo? ¿Me pongo a ilustrar? ¿Me pongo a aprender html y css?¿Me pongo a sacar fotos? ¿Me pongo a animar?

Si, estoy recontra proyectando. Animar, aprendí a animar. ¿Que podía perder?

Muchas horas culo/silla, dibujando frame by frame sobre hojas de papel vegetal, que compraba por resma en papeles especiales (alto spot para los amantes de los soportes celulósicos). Me obsesionaba el trayecto lineal del aprendizaje, cual spaghetti. Tenía que aprender primero lo primero de lo primero, en este caso, animación tradicional.

Pase a After y no duré demasiado. Me embolaba banda, lo sentía ajeno y complejo. Pero no me iba a bajar de este tren, así que si las cosas iban a complicarse de forma voluntaria, por lo menos podía intentar agregarle otra dimensión más.

Oh el maravilloso mundo del 3D!, un mundo donde la cosa empezaba a complejizarse, y donde esa necesidad de salir de mi área de confort se vio satisfecha, a veces incluso de más. Había banda de programas, todos pagos, todos diferentes, todos especializados y con sus particularidades, todas impuestas por el rubro donde destacan.

*”Agent 327: Operation Barbershop” último corto animado desarrollado integralmente por la Blender Foundation.

Como se suponía que un newbie como yo pudiera decidirse solo de reviews en Internet. Tenía que probarlos a todos, y en el tiempo que me dejaba libre la facultad. Bombardeé con preguntas a muchas personas, incontables, no podía quedarme solo con las reviews. Mi interés ya comenzaba a caducar, hasta que un amigo (una de las personas más inteligente y creativa que conozco) me batió la posta:

-”Mira vieja, yo vengo usando Blender. No tiene mucha salida laboral, pero es un programón, tiene todo lo que se te ocurra, y además es gratis.”-

Como prácticamente todos los estudiantes, mi presupuesto era bastante limitado, así que la idea de trabajar con un software libre me resultó bastante atractiva. Obviamente pertenezco a la tripulación de piratas de reddit, que usan software de forma “poco convencional”, pero en el fondo uno sabe que es algo raro tener que usar software crackeado. Es raro.

Justamente no sentir eso, fue el primer atractivo de Blender.

Al principio el ÚNICO atractivo de Blender, para ser honestos. ¡La interfaz chabón, la interfaz! Para nada amigable y bastante intimidante. Pero le metí horas culo/silla nuevamente, y les garantizo que lo que en algún momento resultó intimidante eventualmente se volvió conocido y después sumamente utilizado. Hay algunos que tienen calculadas curvas de aprendizaje y blablabla, pero la posta es sentarse y jugar. El aprendizaje es sin lugar a dudas exponencial, y con el paso de la práctica, la herramienta se adapta a vos y no al revés.

Ojo, no quiero que esto se vuelva ni una charla evangelizadora, ni nada por el estilo. Pero si quiero resaltar la importancia del acceso a una herramienta como lo es Blender. No duden por un segundo que los resultados posibles son infinitos, y que la herramienta nos brinda, hoy más que nunca, la posibilidad de alcanzar producciones a la altura de este mercado sumamente competitivo, y de forma absolutamente versátil. Los ejemplos son miles.

Si bien mi acercamiento a Blender no se gestó originalmente como postulación ideológica en contra del software privativo -hasta el día de hoy me sigo sintiendo atraído en gran medida al pack de adobe- tampoco quiero dejar de resaltar los principios que rigen esta clase de movimiento de código abierto.

Su distribución abierta, es un claro exponente ideológico, que determina que la información debe de ser de libre acceso, y un derecho de la humanidad. Mi lectura, si bien rústica, indica que se está dando un crecimiento considerable en este formato de software, no necesariamente por su connotación política, sino simplemente porque son mejores productos de software, diseñados por miles de profesionales, científicos y entusiastas alrededor del mundo, y están al alcance de un click.

Okey, basta con el discurso. Sé que posiblemente sea demasiada información, y que estabas buscando una respuesta más corta, pero si, metele a Blender.
Las cosas que te impresionan, las producciones que admiras de este universo de los gráficos por computadora, ya sean motion graphics, ilustraciones, o lo que sea, están hechas por personas tan capaces como vos y yo. Y estás mucho más cerca de lo que crees, gracias a que existe una comunidad que te puede ayudar a lograrlo.

Lo importante de esto es que te vayas con la idea de que podés aprender cosas nuevas, y que tenés lugar de donde elegir.

Felipe Galíndez
Diseñador en Comunicación Visual (FBA-UNLP), con orientación a medios digitales y animación. Generalista 3D, y usuario diario de BLENDER con fines profesionales desde el 2012, promoviendo el uso de esta herramienta de software libre en el mercado regional e internacional, desde el estudio creativo DRIPPIN', del cual forma parte.

Certificados SSL Argentina